Tarjeta Naranja – Promos “Para vos” 2017
BERSA – Online – Agosto 18

AGUA Y ALGO MÁS

SHARE:

Un muchacho trabajaba en una farmacia mientras estudiaba medicina en la Universidad. Su trabajo consistía en hacer entregas de medicamentos a domicili...

Un muchacho trabajaba en una farmacia mientras estudiaba medicina en la Universidad.

Su trabajo consistía en hacer entregas de medicamentos a domicilio. Una tarea que le proponía un breve viaje a las casas de la zona.

Una de sus tareas habituales era llevar cada mañana una botella de agua mineral a una casa cercana a la Universidad.

La cliente era una anciana de unos setenta años que vivía sola en una habitación oscura, con escasos muebles y mucho silencio. Del cielo raso colgaba una luz tenue. El empapelado estaba manchado y roto. Las cortinas cerradas, y la habitación se veía lúgubre.

El joven dejaba el agua, recibía el pago, daba gracias a la señora, charlaba con ella sobre cualquier tema de la vida o del día, la saludaba y salía.

Con el transcurso del tiempo comenzó a sentirse extrañado por esa compra. Supo que la mujer no tenía otra fuente de agua. Dependía de su entrega para tener suministro. Extraña elección.

El agua corriente era más barata. La ciudad le hubiera facturado mucho menos por el agua de la canilla. Entonces ¿Por qué no elegía el aprovisionamiento más barato?

La respuesta estaba en el sistema de entrega.

El agua corriente costaba menos. Pero la ciudad enviaba solamente el agua; no enviaba una persona. Y ella quería algo más que el agua: valoraba la compañía y la charla, el encuentro y el saludo, algo que tampoco tenía.

Cuando se dio cuenta de aquello, mi amigo asumió lo maravilloso del valor del encuentro. Y supo que la gente a veces busca algo más que una respuesta a una demanda a un dolor: son simples momentos compartidos que difícilmente se puedan enseñar.

Vialidad Noviembre 2017
Municipalidad – Transporte 468×60
Centro de Ojos – Dr Lodolo

Comentarios

COMMENTS