Tarjeta Naranja – Promos “Para vos” 2017
BERSA – Online – Agosto 18
Los gimnasios también acusan la falta de gente en temporada alta

Los gimnasios también acusan la falta de gente en temporada alta

SHARE:

Tradicionalmente, en primavera se vivía una explosión en el rubro. Ahora mas personas hacen actividad todo el año y muchos dejaron de ir por no poder pagar la cuota.

El clásico boom de los gimnasios en primavera que llenaba los reductos de hombres y mujeres desesperados por llegar mejor al verano, se atenuó al punto tal que casi no se nota, coinciden los dueños de varios locales del rubro.

Según evalúan los conocedores del tema, hay varias razones que explican el fenómeno decreciente: mayor oferta, menos alumnos golondrina y, fundamentalmente, un achique en los gastos de la familia.

“Ese fenómeno, que antes era tan común, se viene atenuando en los últimos años por un par de factores”, confirmó Gabriel Vieiro, responsable de Ibero Gym y Xtreme Gym de Paraná. Y enumeró: “Hay muchos más gimnasios en la ciudad; alguna gente está manteniendo la actividad física todo el año y, más que nada está la cuestión económica”.

En ese sentido, Vieiro consideró que falta un tiempo más para que el hábito de ir al gimnasio se incorpore a los gastos básicos de una familia en forma permanente.

“El gimnasio se está transformando en un gasto primario, pero todavía no lo es. En esta época, la gente tiene compromisos extraordinarios como los viajes de estudio que causan efecto en nuestro rubro. Inclusive, hasta la Fiesta de disfraces impactó en la economía de los jóvenes y adolescentes y, por ende, en los gimnasios”, sostuvo.

Hoy, en promedio, la cuota de un centro de entrenamiento va de los 500 a los 800 pesos mensuales, según el tipo de actividad y la ubicación del lugar.

Como todos los negocios, los gimnasios han recibido, además, el impacto de la suba de tarifas, el aumento de los alquileres, sueldos de los empleados, honorarios profesionales, gastos de mantenimientos y otros montos fijos.

En otro orden, Vieiro aconsejó aprovechar el impulso inicial de ir al gimnasio en esta época para mantener el hábito todo el año.“Para desarrollar la costumbre de la actividad física hay que hacer, por lo menos seis meses contínuos. En menos tiempo no se notan resultados que entusiasmen”, reconoció el entrenador. Y reveló: “La mayoría de la gente va al gimnasio porque quiere verse bien. Después viene lo otro: la salud, los buenos hábitos, y el sentirse mejor”.

Vialidad Noviembre 2017
Municipalidad – Transporte 468×60
Centro de Ojos – Dr Lodolo

Comentarios

COMMENTS