Bersa – Octubre 2017
Piñon Fijo Noviembre
Tarjeta Naranja – Promos “Para vos” 2017
“LA EXPLOSIÓN ILUMINÓ LA NOCHE”

“LA EXPLOSIÓN ILUMINÓ LA NOCHE”

SHARE:

Testigos de la tragedia náutica de Victoria contaron detalles del accidente que se cobró la vida de cinco personas. El hecho ocurrió el domingo en el ...

Testigos de la tragedia náutica de Victoria contaron detalles del accidente que se cobró la vida de cinco personas.

El hecho ocurrió el domingo en el límite fluvial entre los departamentos entrerrianos de Diamante y Victoria, cuando la barcaza La Espléndida que transportaba animales bovinos, se hundió y Ernesto Gerdau, de 65 años, perdió la vida al no lograr salir a la superficie.
Sin embargo, lo más grave ocurrió al día siguiente, cuando fueron a rescatar la embarcación hundida y una explosión se cobró la vida de dos hijos del hombre que había muerto y de otros tres que habían ido a ayudarlos en el rescate.
Ayer, amigos de las víctimas dijeron que la explosión se habría producido debido al calor que se expandió desde la chapa de la barcaza hacia un depósito de la embarcación, donde habría entre 10 y 15 bidones de nafta de cinco litros cada uno.
“Las barcazas salen a buscar hacienda a las islas y llevan combustible para asegurarse el viaje”, sostuvo Mario Juárez, un periodista y veterinario que conoce la cultura isleña.
En los velatorios trascendieron detalles del tremendo episodio. Dicen algunos testigos que la explosión iluminó la noche y los cuerpos volaron a más de 50 metros de distancia, según explicaron fuentes de la investigación al diario La Nación.
Personal de la Prefectura Naval con asiento en Victoria acudió a rescatar los cuerpos y buscar a dos personas desaparecidas que luego fueron halladas sin vida durante la madrugada.
“La familia Gerdau es una de las que encontraron una posibilidad de sustento haciendo transporte de hacienda a cuenta de ganaderos de la zona”, cuentan en la zona.
“Es una familia de trabajadores. Primero fueron pescadores, luego compraron una lancha y se hicieron acopiadores de pescado. Recorrían todos los riachos para comprar la producción a pescadores artesanales. Iban con su lancha cargada de hielo para acopiar la producción que luego vendían a los frigoríficos”, cuenta Juárez.
Según el testimonio de Juárez, que además es veterinario de profesión y conoce buena parte de esos recodos donde se asienta la producción ganadera entrerriana, la familia Gerdau pudo avanzar económicamente gracias a la inversión del trabajo que no sabía de descansos, de fines de semana, de jornadas crudas, de veranos ni inviernos.
“Lograron comprar una barcaza que fue con la que tuvo el accidente don Emilio”, lamenta Juárez. “Es una familia muy querida por todos en Victoria”, reafirma.
Uno de los fallecidos, Gregorio Otegui, se dedicaba a la explotación apícola también en la zona de islas, donde es posible hacer miel orgánica debido a que la zona todavía no fue afectada por los agroquímicos que demanda en suelo firme la soja.
“Goyo Otegui, como era conocido, también era muy querido en el pueblo. Tenía 49 años y era el mayor de esos amigos que fueron a rescatar, en medio del dolor, la barcaza de los Gerdau.”

 

Fábricas Unidas Muebles Hogar
Suministros Sanitarios – Campaña Facebook
Vialidad Noviembre 2017

Comentarios

COMMENTS