Tarjeta Naranja – Promos “Para vos” 2017
BERSA – Tienda Clic
SE DISPARÓ EL PRECIO DEL TOMATE: AUMENTÓ UN 160 POR CIENTO

SE DISPARÓ EL PRECIO DEL TOMATE: AUMENTÓ UN 160 POR CIENTO

SHARE:

Con precios que oscilan entre $ 25 a $ 40 el kilo al consumidor final, el aumento del tomate en el mercado mayorista en las últimas seis semanas ha si...

Con precios que oscilan entre $ 25 a $ 40 el kilo al consumidor final, el aumento del tomate en el mercado mayorista en las últimas seis semanas ha sido del 160%. Referentes del sector esperan que el precio retome la tendencia a la baja durante los próximos 10 días cuando ingrese nuevamente producción de Tucumán y Salta.
Para esta época del año siempre es esperable una suba estacional en el valor de este producto traccionada por la baja en la producción local. Sin embargo, en 2015, el profundo aumento es consecuencia de las abundantes precipitaciones que se produjeron en el noroeste de nuestro país y que afectaron los rendimientos de las producciones que hoy deberían estar disponibles en los principales mercados frutihortícolas de Argentina.

Datos oficiales muestran que mientras durante la primera semana de abril un kilo de tomate perita rojo grande se comercializaba a $ 5,56, durante la segunda semana de mayo se registró a $ 14,44 el kilo. De hecho, solamente entre la primera y la segunda semana de mayo el precio creció 46%.

El problema de aprovisionamiento afecta a todo el país. Desde la semana pasada, la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires emitió un comunicado solicitando que “ante la merma transitoria en los volúmenes de ingreso de tomate a los centros de comercialización, el Mercado Central sugiere el remplazo momentáneo de los productos que pudieran verse afectados”.

Se estima que los argentinos consumen anualmente 16,9 kilos per cápita de tomate en fresco por lo que la hortaliza es importante en la dieta del país.
Además, por las altas temperaturas que todavía se registran para la época del año, “los consumidores se vuelcan a comprar lo hortalizas de alto consumo en verano, como tomate y lechuga, pero con la llegada de temperaturas más bajas, la demanda también baja y en 15 ó 20 días vamos a estar inundados de tomates a bajos precios. No hay que irse tan atrás en el tiempo, para recordar esas épocas cuando las personas sólo consumían tomates de latas en esta altura del año. Con las nuevas tecnologías, la producción de invernadero, entre otras cosas, hace que la estacionalidad del producto sea menor”, revela un informe del diario Los Andes.

Fábricas Unidas Muebles Hogar
Vialidad Noviembre 2017
Municipalidad – Transporte 468×60

Comentarios

COMMENTS