Pronokal
Tarjeta Naranja – Promos “Para vos” 2017
BERSA – Online – Agosto 18
Festival País 2019 – Nación
Qué hizo el Estado con Raúl Casimiro, el hombre que vivió 30 años en la calle

Qué hizo el Estado con Raúl Casimiro, el hombre que vivió 30 años en la calle

SHARE:

Varios organismos, entre ellos la Justicia y la Policía, lo abandonaron. Solo los profesionales del Hospital Escuela de salud mental lo ayudaron a salir adelante.

La historia de Rául Casimiro, el hombre que vivió más de 20 años en la calle y se reencontró con su familia después de casi tres décadas, tiene muchos capítulos de abandonos y largos silencios. Pero después de padecer la indiferencia y la soledad encontró a personas que fueron claves para que pudiera recuperar su identidad y a su familia.

Victoria y su mamá Milagros durante más de un año lo asistieron en calle Uruguay llevándole ropa limpia, comida y bebidas calientes hasta que en noviembre una feroz golpiza que sufrió Raúl  lo cambiaría todo.

Una joven paranaense lo ayudó a salir de la calle y a reencontrarse con su familia tras más de 30 años

Después de haber sido salvajemente torturado, abusado, amordazado y abandonado en uno de los ingresos del Paseo Jardín, varias instituciones del Estado le dieron la espalda.

Personal policial tomó intervención en el caso. Le tomaron fotografías, lo desataron y lo dejaron solo y sin asistencia médica en el mismo lugar que lo encontraron.

Cuando Victoria logró ubicarlo y llevarlo al Hospital San Martín ahí tampoco tuvo contención. Después de ser revisado y a pesar de las lesiones que presentaba, le dieron 5 ibuprofenos para que tomara y volviera a la calle.

Mediante una denuncia en Fiscalía, la joven estudiante de abogacía logró que la titular de la Defensoría N° 2 del Ministerio Público de Defensa, Dra María Marcela Piterson dictara una medida cautelar para que Raúl sea trasladado e internado en el Hospital Escuela de Salud Mental.

Por primera vez, después de más de 20 años un organismo público se iba a ocupar de Raúl.

La recuperación en el Hospital Escuela

En el Hospital Escuela de Salud Mental de Paraná (ex Roballos) recibió la atención de un equipo interdisciplinario encabezado por la jefa del área de Asistencia Social, Alejandra Soave, el psicólogo Joaquín Mayer y el médico psiquiatra Jonathan Mildenberger (ambos residentes). Raúl dejaba de ser invisible para el Estado.

“Cuando llegó era un paciente en estado de shock que solo murmuraba. Cuando quería hablar nos llamaba y respetamos sus tiempos. Fueron tantos años de abandono que la gente no lo miró más y él dejó de comunicarse”, indicó Soave a Entremediosweb.

“De a poquito fue abriéndose con nosotros y pudo contar un poco de su historia de vida. Notamos que había un retraso cultural y social pero no era un paciente psiquiátrico que presentara delirios ni psicosis ”, detalló.

“Fue un proceso que lo fuimos llevando junto al personal de enfermería y de a poco nos empezó a mirar a la cara a perder la timidez y el susto. Sin embargo cuando llegábamos a situaciones muy dolorosas, como el ataque en el Paseo Jardín, agachaba la cabeza y dejaba de hablar”, señaló la licenciada.

En poco tiempo Raúl se hizo querer. “Era un sol, siempre ayudaba y colaboraba con la limpieza. Era ordenado con sus cosas. Participaba en un taller de palets y hacia muebles”, mencionó Soave.

Los enfermeros y parte del personal decidieron juntar dinero para hacerle una fiesta de cumpleaños y por primera vez Raúl tuvo una torta para festejar.

Aunque le costaba recordar fechas sí sabía cuál era su número de documento. Los profesionales corroboraron con el Registro Civil que existía y era quién decía ser. Pero eso no basto.

Pesé a haberlo llevado con dos testigos al Juzgado de Paz y explicar su situación de vulnerabilidad, no pudieron iniciar su información sumaria porque no contaban con una partida de nacimiento.

La burocracia otra vez se hizo presente. Pero los profesionales no se desalentaron y a través del equipo de extensión comunitaria comenzaron a rastrear sus datos en Salta. El Registro Civil de San Antonio de los Cobres no tenía teléfono por lo que realizaron un trabajo artesanal de búsqueda hasta que dieron con una hermana de Raúl que trabaja en un Hospital de la zona.

Así, entre Victoria y los trabajadores del Hospital Escuela lograron unir las piezas sueltas de su vida para darle a Raúl una nueva oportunidad. Esta vez no hubo una mirada esquiva, no hubo un puerta que se dejara de tocar ni obstáculo que los detuviera.

Hoy Raul Casimiro, el hombre que andaba sucio y siempre apurado por el centro de Paraná, viaja con ropa limpia y arreglado a Salta para reecontrarse con su historia, su familia y una nueva vida.

Profesionales con Raúl

 

Vialidad Noviembre 2017
Centro de Ojos – Dr Lodolo
Defensa al Consumidor – Municipalidad Parana
Cambiemos – Benedetti
IAPV 2019
Pronokal

Comentarios

COMMENTS