Internacionales

Brasil: lanzan cerveza que varía el precio según los niveles de la deforestación amazónica

La Colorado Amazônica, en formato lata de 310 ml, se lanzó a principios de mes con un precio inicial de 5,49 reales pero en el primer reajuste, hecho el pasado jueves, pasó a costar 8,01 reales, un incremento del 45,9%.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil es uno de los principales focos de desmonte del continente. Aproximadamente 1.359 kilómetros cuadrados de selva fueron arrasados en agosto, un área más grande que Los Ángeles, según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

Por esa razón, una compañía brasileña lanzó al mercado una cerveza que varía semanalmente de precio en función del aumento o la disminución de la deforestación amazónica.

Es el quinto mes más alto registrado de deforestación en el año. El cambio climático es una realidad innegable. Cada vez es mayor y más visible el impacto del humano sobre el ambiente.

Por su parte, la compañía brasileña Ambev (parte del gigante mundial AB Inbev) decidió hacerle frente a la deforestación y dispuso que el precio de su nueva cerveza se ajuste comparando la media de la deforestación semanal de las últimas cuatro semanas con el mismo período del año pasado.

«Cuando se reduce la deforestación, cae el precio de la cerveza, y cuanto menor sea la selva, más cara será» la bebida, explicó la compañía en un comunicado.

La Colorado Amazônica, en formato lata de 310 ml, se lanzó a principios de mes con un precio inicial de 5,49 reales (cerca de un dólar). Pero en el primer reajuste, hecho el pasado jueves, pasó a costar 8,01 realesun incremento del 45,9%.

Por ahora, la cerveza hecha de manera artesanal con ingredientes amazónicos se comercializa sólo en dos tiendas virtuales de Ambev.

Otro dato no menor es que el 100% de la recaudación se destina a una red de comunidades de indígenas, ribereños y agricultores familiares del estado amazónico de Pará (norte).

Esta peculiar iniciativa ambiental se da en medio de la polémica internacional por los altos niveles de deforestación amazónica, de los que muchos responsabilizan al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, partidario de la apertura de la floresta a actividades mineras y agropecuarias.

Según los últimos datos oficiales, la deforestación, responsable de buena parte de los incendios amazónicos, cayó un 21% respecto a agosto del año pasado, si bien entre enero y agosto la reducción fue de apenas 5% en comparación con el mismo periodo de 2019, cuando batió todos los récords.

Si bien la deforestación mensual disminuye desde el techo récord del año pasado, los ambientalistas dicen que la destrucción sigue fuera de control.

«No se repitió el desastre (del año pasado), pero sigue siendo extremadamente malo», afirmó Marcio Astrini, quien dirige el grupo brasileño Climate Observatory. (Ámbito)

Dejanos tus comentarios!




Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar