Nacionales

Buscan un hogar para el bebé que fue abandonado en una caja

La Justicia busca detectar a algún familiar cercano que esté dispuesto a cuidarlo y, en caso de que no aparezca, iniciará un procedimiento especial para que Emiliano se integre a una familia adoptiva.

El bebé hallado en una calle de Neuquén pronto tendrá un hogar. Emiliano, como lo bautizaron las enfermeras del hospital Castro Rendón que lo recibieron y le brindaron los primeros cuidados, no pasará mucho tiempo más en la sala de Neonatología. La Justicia espera encontrar a algún familiar cercano que esté dispuesto a cuidarlo y, en caso de que no aparezca, iniciará un procedimiento especial para que el chiquito se integre a una familia adoptiva.

Un vecino del barrio Confluencia de Neuquén encontró a Emiliano el martes por la mañana, cerca de la vereda, detrás de un nicho de gas. Estaba dentro de una caja, llevaba puesto tan solo un pañal. Enseguida lo internaron en el hospital Castro Rendón, donde se recupera.

En paralelo, se inició una investigación para determinar quiénes son los padres y por qué lo abandonaron. La fiscalía debe establecer si se cometió un delito o si el bebé terminó en la vía pública por alguna causa involuntaria. Hasta anoche, no se sabía nada del papá ni de la mamá. Trataban de identificarlos a través de los pocos indicios sobre el parto y el lugar en el que encontraron al pequeño.

El lugar donde fue hallado.

También intervino la Defensoría del Niño y el Adolescente, que debe velar por los derechos del bebé. Natalia Stornini, la defensora de feria, contó que la tarea inmediata «es buscar a su familia de origen y determinar si hay algún pariente que lo pueda cuidar, porque el objetivo es evitar la institucionalización, o sea, que no permanezca mucho tiempo en un hospital o un hogar de menores».

En Neuquén la ley provincial 2561 y el nuevo Código Civil «prevén un procedimiento especial en estos casos, en los que se desconoce la filiación materna». Agregó que primero deben buscar a los familiares del bebé, «y si no los hay o ninguno está en condiciones de cuidarlo, se da intervención al RUA, el Registro Único de Adopción».

El RUA buscará una familia de la nómina de inscriptos y le dará la guarda provisoria del niño. Transcurridos seis meses, si no aparece ningún pariente que lo reclame, los padres cuidadores podrán pedir la adopción definitiva.

Stornini aclaró que los abuelos, tíos o cualquier otro familiar cercano del bebé hoy tienen prioridad para pedir su custodia, incluso la mamá y el papá, aun cuando se demuestre que lo abandonaron. «No se puede decir qué ocurriría si la madre viene a buscarlo, por ejemplo, porque hay que evaluar en qué condiciones está o si tuvo un estado puerperal tras el parto, entre una infinidad de cuestiones», explicó.

Enfatizó que lo que está en juego «es el bienestar del niño» y no el prejuicio social o las presunciones sobre el rol de la madre. Recordó que, si hubo un delito, se iniciará un proceso penal. En cambio, la función de la Defensoría esque Emiliano no permanezca en una institución como un expediente más, sino que encuentre lo antes posible una familia que lo cuide.

Su recuperación

Emiliano, el bebé hallado dentro de una caja, se recupera rápidamente de las consecuencias del frío que pasó el martes en la mañana. Adrián Lammel, director del hospital Castro Rendón, adonde quedó internado el pequeño, dijo que Emiliano tiene buen peso y presenta un estado general saludable, aunque continúan haciéndole estudios de manera preventiva.

«Es un bebé de término, de cerca de tres kilos, que tiene una quemadura leve por frío en un brazo y, cuando ingresó, todo el cuerpo estaba hipotérmico, con temperatura baja», explicó el médico.

El director del hospital informó que el bebé seguirá internado «porque le están haciendo estudios, que hasta ahora están dando bien, y aparte por la regulación de la temperatura corporal». Agregó que ya está alimentándose con mamadera, con leche maternizada.

Comentó que lo llamaron Emiliano, «porque las enfermeras y los médicos del sector de Neonatología le pusieron ese nombre para tener alguna manera de identificarlo».

Sobre las circunstancias de su nacimiento, dijo que no se sabe la fecha exacta del parto, pero los médicos calculan que el martes, cuando lo encontraron, tenía dos días de nacido como máximo. Aclaró que, si bien el cordón umbilical tenía un broche típico de una clínica de maternidad, hasta ayer no habían encontrado ningún registro oficial en la zona que coincidiera con las características de este bebé.

«Va a quedarse en el hospital hasta que la Justicia determine con quién se va, que no van a ser muchos días; puede ser que le den el alta o que se encuentre rápidamente a sus progenitores o alguien con lazos sanguíneos que asuma su cuidado», remarcó el profesional.

La investigación

La investigación penal abierta después del hallazgo del bebé abandonado en una caja en el barrio Confluencia no arrojó resultados concretos hasta el momento. La Justicia penal trata de establecer las circunstancias en las que el recién nacido fue dejado en la vía pública.

En principio, se deberá determinar si el hecho conlleva un delito configurado en el Código Penal. Luego, se establecerían las responsabilidades. Y por último, en el caso de concretarse los dos pasos previos, la Justicia tendrá que develar si él o los responsables tienen capacidad para ser acusados de una conducta delictiva.

Dejanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar