ParanáÚltimas Noticias

Desde la semana que viene vuelven a celebrarse matrimonios en Paraná

Se harán cuatro o cinco casamientos los viernes, semana por medio. Los jueves se harán las ceremonias de convivencia.

Desde que se decretaron las primeras medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) para frenar el avance de la pandemia del Coronavirus en el país, las oficinas del Registro Civil de Paraná debieron suspender las ceremonias de casamientos y uniones convivenciales.

Victoria Aizcovich, directora del Registro Provincial del Estado Civil y Capacidad de las Personas, aclaró que desde que se decretó la pandemia solo “se han llevado acabo casamientos in extremis, es decir, en los casos en que uno de los cónyuges está con peligro inminente de muerte, o uniones convivenciales por motivos de salud, generalmente con un criterio de razonabilidad, como por ejemplo cuando necesitan adicionar a la mujer o al marido a la obra social y demás”.

Fases. A su vez, indicó que a partir del 8 de junio, con el levantamiento del ASPO y el establecimiento del distanciamiento social, se habilitaron los matrimonios y las uniones convivenciales en toda la provincia, sin expresión de causa. “Los únicos matrimonios que no se celebran, por obvias razones, son los que se hacen en los salones, porque no está permitido hacer fiestas”, puntualizó, y señaló: “Por las situaciones que han acontecido en algunas localidades, puntualmente con el retorno a determinadas fases, eso ha ido mutando y se habilita dependiendo de la circunstancia. Y en este marco, en el Departamento Paraná y en Gualeguaychú se volvieron a suspender los matrimonios y las uniones convivenciales sin expresión de casa, hasta el 20, o sea que la próxima semana ya se reanudan”.

En la capital provincial el trámite se puede llevar adelante en la oficina de calle Illia, en la del complejo de la Escuela Hogar o en la del barrio San Agustín; y en el resto del Departamento están las dependencias correspondientes de cada localidad.

Online. En la actualidad ya se pueden sacar turnos de manera virtual a través de la página www.entrerios.gov.ar/registrocivil para que uno de los integrantes de la pareja acerque la documentación requerida y defina una fecha para contraer matrimonio o convertirse en convivientes, según la disponibilidad del personal que esté trabajando en ese momento. Por ejemplo, en la oficina del Registro Civil de calle Illia 281, en la capital entrerriana, hay una sola jefa que puede celebrar matrimonios en este momento, y está yendo semana de por medio. La otra persona que está habilitada para realizar esta gestión integra la población de riesgo y permanece de licencia durante la pandemia.

Así lo explicó Liliana Centurión, una de las trabajadoras del lugar que se ocupa de concretar las uniones convivenciales: “Se harán cuatro o cinco casamientos los viernes, semana por medio, y los jueves que vengo yo hago las ceremonias de convivencia, que estaban suspendidas y se reanudan a partir de la próxima semana”, comentó.

Protocolo. Por ahora no están permitidos los casamientos por iglesia, y en cuanto al Registro Civil, se está lejos de las bodas soñadas en compañía de la familia y los amigos acompañando a la pareja en tan importante acontecimiento: el protocolo vigente permite que solo asistan los novios, o los futuros convivientes, con dos testigos, además del oficial público. No puede haber ni siquiera un fotógrafo presente que inmortalice el momento, aunque sí pueden tomar imágenes o filmar con su celular particular quienes están presentes.

Previamente deben cumplir con la desinfección con alcohol en gel o algún sanitizante, y con el uso casi permanente de los barbijos durante el tiempo que dura la ceremonia.

Aizcovich recordó que en la página del organismo, además de gestionar los turnos para entregar la documentación pertinente, los futuros esposos o futuros convivientes pueden consultar la información sobre el protocolo de celebración establecido en este contexto especial. “No es una celebración normal y habitual, sino que contempla determinadas cuestiones que hay que cumplir, en función de la recomendación del Comité de Emergencia Sanitaria (COES)”, indicó.

Asimismo, manifestó: “Es un acto breve y ni bien termina se tienen que retirar. No puede haber presencia de familiares y amigos afuera del organismo registral esperando para tirarles arroz; o sea, se les pide a los contrayentes o convivientes que no inviten a nadie en este período, para evitar aglomeraciones”.

“Incluso, en el caso de que el oficial público, previamente o durante la celebración observe que hay gente afuera aglomerada aguardando a los contrayentes, se suspende el acto hasta que se retiran”, subrayó, y remarcó que se les proveerá a los novios los insumos para higiene, como el alcohol en gel, y que se les pide que vayan con tapabocas, que deben utilizarlo durante toda la celebración, salvo en el momento de brindar el consentimiento.

“Se le notifica al respecto a la pareja, y ambos tienen que prestar el consentimiento para que la celebración sea en esos términos. Básicamente lo que se establece son pautas en función de las medidas de higiene y seguridad”, sostuvo.

Por último, analizó que no hubo una merma extraordinaria en cuanto a matrimonios. “Quizás en los primeros tiempos la gente especuló esperando que esto se reanude para poder celebrar con normalidad, pero visto que se ha prolongado la situación, decidieron casarse. Nosotros tenemos los turnos y la agenda completa. Algunos deciden casarse en momentos de pandemia, muchos han esperado por largo tiempo y no lo quieren posponer más, otros lo toman como un mero trámite para salvaguardar alguna cuestión particular. Entonces, se siguen haciendo estas celebraciones, con estas restricciones”, concluyó. Fuente: Diario Uno.

Dejanos tus comentarios!




Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar