NacionalesÚltimas Noticias

El consumo de carne se desplomó un 10,5%

El consumo de carne llegó a un piso histórico: ni en 2001 se comía menos.

Lejos de repuntar, el consumo interno de carne vacuna continúa en caída libre y, de enero a septiembre de este año, se desplomó un 10,5 por ciento en relación al año 2018, ubicándose en un volumen de 50,8 kilos anuales por habitante. Las cifras en los últimos tres años, por lo menos en este rubro, muestran una tendencia cada vez más a la baja que, mes tras mes, se acerca al mínimo histórico de los 50 kilos por año por habitante. La exportación, por otra parte, continúa en ascenso.

Según el último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra) impulsado por la exportación y por el crecimiento del mercado chino, la faena durante mes de septiembre fue de 1,2 millones de cabezas, lo que registra un aumento del 16,7 por ciento en relación al año pasado. Sin embargo, la situación en el mercado interno es preocupante ya que, mes a mes, se registra que los argentinos cada vez comen menos carne.

A partir del informe, se puede observar que el consumo per cápita de carne vacuna correspondiente a los primeros nueve meses de 2019, equivalió a 50,8 kilos por habitante por año, lo que representó una caída del 10,5 por ciento anual. En volumen de carne, el consumo se desplomó en 6 kilos.

De acuerdo a la estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en últimos diez años el consumo descendió en 18 kilos, tomando como base los 68,7 kilos que los argentinos y argentinas consumían en 2009. Pero ¿por qué? Esta cifra se explica en parte por el avance de las carnes aviar y porcina, potenciada en los últimos tres años por la pérdida del poder adquisitivo del salario.

Una realidad totalmente opuesta se vive en el mercado externo el cual, como en los últimos meses, continúa creciendo. En ese sentido la Ciccra detalló en su informe que la industria frigorífica logró compensar la retracción del mercado doméstico con la expansión de las exportaciones, que en enero-septiembre de 2019 habrían ascendido a casi 570 mil toneladas.

En la comparación interanual esto habría implicado un crecimiento de 183,9 mil tn r/c/h (+47,7% anual), suponiendo que en septiembre se haya repetido la extraordinaria performance observada en agosto pasado. Las exportaciones habrían llegado a representar 25% del total producido (+8 puntos porcentuales).

Con estos guarismos, la cadena de valor de la carne vacuna está a las puertas de establecer un nuevo máximo histórico en materia de exportaciones. Hasta el momento el récord está ubicado en 1969 (775 mil tn r/c/h) y el segundo registro más elevado en 2005 (745 mil tn r/c/h).

En septiembre el precio de la hacienda en pie comercializada a través del Mercado de Liniers avanzó otro 0,8% en relación a agosto y cerró el mes en un promedio de 61,284 pesos por kilo vivo. Al contrastar septiembre de 2019 con septiembre del año pasado, el precio promedio de la hacienda experimentó un alza de 46,5 por ciento.

En el Gran Buenos Aires en promedio los precios de los cortes vacunos registraron un aumento 3,4 por ciento entre agosto y septiembre de 2019. Por su parte, las carnes alternativas registraron alzas de precios sustancialmente superiores (12,4% en el caso del pollo y 14,0% en el caso de los cortes porcinos).

Dejanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar