DeportesÚltimas Noticias

El fútbol argentino no para pero vuelve a Fase 1

Crece la preocupación por la ola de contagios en distintos planteles del fútbol argentino. Los torneos seguirán pero se deberán ajustar los protocolos sanitarios.

La Copa de la Liga Profesional de Fútbol no se suspenderá, al menos por ahora, y a pesar de los brotes de contagios de coronavirus que azotaron en estos días a Independiente, Banfield, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Sarmiento de Junín, por cuestiones de calendario y por presiones de los dueños de los derechos televisivos.

El positivo de este martes de Julio César Falcioni, entrenador de Independiente, visibilizó una cuestión que le pegó de lleno a su colega Mario Sciacqua (Sarmiento) y que terminó con su internación por una semana.

A la masividad de contagios en los equipos grandes se le suma que Falcioni es paciente de riesgo por haber transitado un cáncer de laringe.

Pero los ejemplos de Gimnasia -perdió 4-2 con Lanús- y de Banfield -2 a 2 ante Estudiantes-, con 16 casos cada uno, y Sarmiento de Junín (3-1 a Defensa y Justicia y 0-0 con Unión), con 20 positivos, encendieron las alarmas en las últimas semanas.

En total van 120 contagios en el campeonato y solamente siete equipos no padecieron alguna baja desde mediados de febrero.

Sin embargo, la pelota no se va a parar, ya que allegados a dirigentes de distintos clubes le dijeron a Télam que la presión de la televisión (Disney y TNT) es “insoportable”, y además se le sumaron las complicaciones de calendario porque en junio se jugará la Copa América en Argentina y en Colombia.

A su vez, el médico de la Liga Profesional de Fútbol, Alejandro Roncoroni sostuvo en TyC Sports que el principal asunto es el “relajamiento de protocolos”.

Y la razón se la dieron algunos ejemplos, como el de Sosa frente a Talleres de Córdoba, que viajó con síntomas y no le informó a su cuerpo técnico. La cuestión saltó cuando brindó una nota a un medio uruguayo, bajo el argumento de cómo tuvo en México ya no volvería a tener.

Lo mismo sucedió al sacarse fotos con los jugadores con hinchas que se presentan en las puertas de los hoteles o en los banderazos, que son de alto riesgo por la ausencia de medidas protocolares como la falta de barbijo y de distanciamiento social.

Otra cuestión saltó por un video que se filtró en las últimas horas, en el que Carlos Tevez, capitán, figura y referente del plantel de Boca, organizó una fiesta para su hija y se lo vio sin ningún cuidado.

Allí se lo vio al delantero cantando junto a una banda de cumbia y gritando, con un completo desconocimiento de que el coronavirus se contagia por aire como vía principal, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Cuando se tienen síntomas lo primero que hay que hacer es comunicarlo al médico, en cualquier actividad, porque ésa es la única forma para intervenir a tiempo, hisopar, aislar y evitar contagios. Pero si no avisás, los médicos no pueden hacer nada”, apuntó Roncoroni.

En otro orden, desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) analizarán en los próximos días la posible suspensión por dos o tres semanas de la División Reserva o del fútbol de ascenso.

De hecho, en la Primera Nacional ya son al menos 45 casos en los últimos días, con Almagro y Mitre de Santiago de Estero como máximos exponentes.

El golpe económico que padecerían los equipos de la Liga Profesional ante un parate sería “mortal”, le señalaron a Télam diversas fuentes. Ese eje le cierra la puerta a una suspensión en lo inmediato, salvo que desde el Gobierno nacional así lo resolvieran, confiaron las mismas fuentes dirigenciales.

Eso sí, desde el gobierno ya se intimó a los clubes a que se ajusten los cuidados, que se recuperen los controles de octubre pasado. Y se limitará la presencia de los “allegados” en las tribunas.

Además se suspenderán nuevamente las concentraciones de los planteles y la utilización de los vestuarios.

Dejanos tus comentarios!




Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba