Entre RíosÚltimas Noticias

Los comedores escolares abren un día más, pero con los mismos recursos

Las escuelas reciben 22 pesos por chico por ración de comida y 10 pesos por copa de leche. Ahora deben sumar a los hermanos de los alumnos.

Unas 211 escuelas de toda la provincia abren sus puertas los sábados al mediodía desde esta semana, como forma de dar respuesta a la demanda de alimentos por parte de las familias más vulnerables.

La decisión política anunciada por el gobierno provincial recibió el cuestionamiento de los docentes que deben hacer frente a la alimentación de sus alumnos con un presupuesto que no supera los 20 pesos por alumno y por ración y que no se modificó con la incorporación de un nuevo día.

Rosana Díaz, directora de escuela Gregorio Araoz de Lamadrid de Villa Urquiza, considero que se trata de “una medida inviable y arbitraria. Damos de comer con 20 pesos por ración. Ofrecemos desayuno, almuerzo y merienda. Y ahora pretenden que sumemos un día más y que incluyamos a los hermanos no escolarizados, según dice la circular”.

En diálogo con el programa En el 2.000 también, la docente remarcó: “El gobierno aduce la emergencia alimentaria. Y habla de derechos y demás, pero con voluntarismo y demagogia no se consigue nada. Hay que sentarse a acordar, no solo lo económico sino que también los derechos laborales de los cocineros y directivos”. En ese sentido, Díaz explicó: “La resolución no habla de pagos extra para los trabajadores. Solo ofrecen un compensatorio para los cocineros, lo que resulta inviable porque si le dan un día de descanso en la semana, ese día nos quedamos sin cocinero”.

En rigor, el gobierno provincial destina 22 pesos por plato de comida y 10 pesos por copa de leche para los 174.000 chicos que asiste en Entre Ríos.

Campo. La docente se desempeña en un ámbito rural que tiene sus propias problemáticas. “Lo que no contemplan, tampoco, es qué pasa si llueve. Desde el gremio propusimos que se entregue un bolsón para que el sábado los alumnos coman en familia”, explicó.

Sobre la forma en que hacen rendir los aportes oficiales, la directora reveló: “Hacemos fideos, puré, arroz hervido, del pollo se saca hasta el último pedacito, mucha salsa bolognesa, pizza casera. Pedimos fiado, y los comerciantes nos aguantan”.

Tampoco tienen un recurso que era vital en otras épocas: la producción propia de frutas y hortalizas. “Por las fumigaciones, las escuelas rurales no podíamos tener huerta, así que recién ahora se están retomando los cultivos propios”.

Como ejemplo del desafío que plantea la apertura adicional de los sábados, Díaz contó el caso de una escuela de Barrio El sol de Paraná. “Tiene 400 alumnos en el comedor, y ahora debe recibir el sábado a esos chicos y a sus hermanos. La matrícula se multiplica y la que debe resolver cómo atender la demanda con los mismos recursos, es la directora”.

Dejanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar