Deportes

Messi salió a cenar en Miami y los hinchas coparon el restorán

El futbolista, de vacaciones familiares, debió ser escoltado por la seguridad del lugar.

Luego de ganar la Copa América y de pasar unos días en su Rosario natal, Messi viajó hacia Estados Unidos junto a su familia y algunos amigos para disfrutar de unas breves vacaciones antes de reintegrarse al plantel del Barcelona para afrontar el inicio de la temporada del fútbol europeo. En una de sus primeras salidas nocturnas en la ciudad del estado de Florida, visitó Café Ragazzi, un exclusivo restaurante italiano que es propiedad del cantante Ricardo Montaner.

Lejos de ser una velada discreta y tranquila para Messi, el cierre de la noche se tornó realmente dificultoso.

En las redes sociales comenzaron a circular imágenes en las que se ve al rosarino intentando salir del local, pero la puerta se ve prácticamente bloqueada por la gran cantidad de hinchas argentinos que lo estaban esperando. 

Entre gritos de “Dale, campeón” y celulares en el aire intentando capturar el momento, el futbolista debió ser escoltado por la seguridad del lugar.

Calor popular

Algunos de los fanáticos intentaron abrazarlo o tocarlo, mientras los guardaespaldas hacían lo posible para que pudiera llegar a su vehículo.

No es la primera vez que el rosarino visita ese establecimiento, que parece ser uno de sus preferidos en Miami. De hecho, es un habitué: en 2012 celebró allí su cumpleaños número 25. Las especialidades del lugar son las pizzas, las pastas y también su coctelería. La familia Montaner en conjunto suele visitar el lugar con asiduidad.

Messi está acostumbrado a este tipo de demostraciones de afecto por parte de los hinchas. El día que regresó a Rosario después de ganar la Copa América, los vecinos lo esperaban a las puertas de la casa de su suegro, el padre de Antonela Roccuzzo. El jugador, aún vestido con la ropa de la Selección, salió a agradecer los saludos y hasta firmó autógrafos en camisetas y celulares. En tanto que, en su arribo a los Estados Unidos, fue esperado en el aeropuerto por un fanático que le pidió que le firmara la pierna para luego ir a tatuarse el autógrafo.


Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba