Internacionales

Por la ola de frío en Estados Unidos, hierven nieve porque no hay agua

Las personas queman lo que encuentran para calentarse. Los bomberos advirtieron que no tienen agua para apagar incendios.

Mientras Texas comienza a restaurar la energía eléctrica después de una semana devastadora de temperaturas heladas y tormentas de nieve, el estado enfrenta una nueva crisis por la falta de agua potable.

Aproximadamente 13 millones de texanos, casi la mitad de la población del estado, debieron recurrir a hervir la nieve para obtener agua apta para consumir, según el director ejecutivo de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas, Toby Baker.

Por las bajas temperaturas, más de 700 sistemas de suministro de agua se han visto afectados. Solo en Austin, el suministro de agua de la capital del estado perdió 325 millones de galones debido a la rotura de tuberías, dijo el director de Aguas de Austin, Greg Meszaros, durante una conferencia de prensa el jueves. Los bomberos no tienen agua para apagar los incendios. 

«Sabemos que hay decenas de miles de filtraciones», dijo Meszaros. «Como indicó el departamento de bomberos, han respondido a miles y miles de tuberías reventadas».

Si bien se espera que las temperaturas previstas de unos 15 a 20 grados centígrados proporcionen alivio la próxima semana, algunos texanos enfrentan otra ronda de temperaturas mínimas históricas desde ayer a la noche.

Condiciones extremas

Las condiciones han colocado a los texanos en circunstancias extremas durante toda la semana. Muchas personas han hervido nieve en busca de agua potable o han tenido que quemar artículos domésticos para calentarse.

En Carrollton, al norte de Dallas, John Mays, Jon Milton Blackburn y sus tres hijos no tenían calefacción ni agua en su casa a partir del lunes temprano. Para alimentar la chimenea, la familia recurrió a romper los zócalos para mantenerse caliente. En Estados Unidos, la calefacción más utilizada es la de caldera.

«O era eso, o íbamos a ir tras la mesa del comedor a continuación», dijo Mays a Don Lemon de CNN el jueves.

Sin embargo, luego de que se rompió una tubería de agua, la familia tuvo que ir a refugiarse a una de las iglesias que el gobierno texano puso como «estaciones de calentamiento».

Iglesias y estadios son refugios

«En todo caso, esta ha sido una maravillosa lección de aprendizaje para nosotros sobre lo importante que es la comunidad y lo importante que es permanecer unidos como comunidad», dijo Mays.

Las autoridades advirtieron durante la noche que, si bien la energía se ha restablecido en gran medida en todo el estado, los suministros de agua siguen siendo especialmente bajos.

El alcalde de Waco, Dillon Meek, pidió a los residentes, usuarios industriales y comerciales que conservaran el agua debido a la falta de suministro disponible. Meek dijo que todas las empresas deberían reducir el consumo de agua en al menos un 50%. También alentó a los lavaderos de autos y lavanderías a permanecer cerrados durante el fin de semana. Se pidió a los restaurantes que usaran platos de papel y otros artículos desechables en lugar de lavar los platos.

Dejanos tus comentarios!




Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba