Ocio

Tras la Cumbre del Mercosur, se pusieron de moda las mojarrillas fritas

Fue uno de los platos elegidos para agasajar a los cancilleres. Las sirvieron en emulsión de limones quemados y remolachas.

Tras la cena en la Casa de Gobierno de Santa Fe, en la que se agasajó a cancilleres y ministros de Economía de los países del Mercosur, se pusieron de moda las mojarrillas fritas. El plato resurgió con una potencia tan grande que dos conocidos restaurantes de la ciudad agregaron al menú las mojarritas fritas, informó hoy el diario El Litoral. 

“La mojarrita es una tradición de familia de pescadores. Siempre hay un hijo que te dice ‘papi sacame mojarritas que quiero comer’, pero a nadie se le ocurrió meter un mercado de mojarritas”, indicó Jesús Pérez, presidente de la asociación civil de pescadores de Alto Verde, entidad encargada de proveer las mojarras y el mandubé a los cocineros de Cocina en Altura y Manifiesto Umami, quienes se lucieron ante los funcionarios del Mercosur que visitaron Santa Fe. 

Prueba. “Me llamó Sebastián (Dalla Costa de Manifiesto Umami) y me dijo: ‘necesito 80 mojarras porque vienen los cancilleres y tenemos que hacer una prueba y las necesitamos sí o sí’, entonces se las pido a uno de los pescadores que me preguntó a cuánto se las iba a pagar, y le dije que sinceramente no tenía idea, así que le pedí que al valor se lo ponga él. A los pocos días se me aparece el pescador con 25 kilos de mojarras”, enfatizó Pérez, y contó que estuvo cinco horas para destripar una por una las mojarras, “se tiene que hacer con un cuchillito, sacarle la hiel y sobre todo en esta temporada que la mojarrita tiene mucha comida en la panza. Después de destriparlas se meten en un balde con sal, se escurren y se embandejan”, detalló. 

En limón. Una vez concluido el proceso de producción, las bandejas llegaron a la Casa Gris para que las mojarritas sean freídas y sean parte de una de las comidas del menú, que se presentó con una emulsión de limones quemados y remolachas. Este innovador menú, al poco tiempo de conocerlo, le interesó a los restaurantes de la ciudad que no dudaron en incorporarlo a la carta. 

Demanda. “Después que me llegó la noticia que salió en el diario  y a los dos días me llamaron de Estilo Propio y le mostré la cámara de frío con las bandejas que tenía y se llevaron 15”, relató Pérez y agregó que también se contactaron desde el comedor Le Chat, que también encargó varios paquetes. “Nos dijeron que iba a largar un menú similar al que se ofrece con cornalitos, pero con mojarras”. 

La bandeja de 30 mojarras las venden en la asociación a $ 40 —en el kilo entran alrededor de 50 mojarras—. “Nace un nuevo mercado y vamos a tener que empezar a analizar los tamaños, porque no son las mismas las de verano a las de invierno, ya que son más grandes las de esta época”, expresó el presidente de la asociación civil.

Con datos de diario El Litoral

Dejanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba