Deportes

Maravilla Martínez, en una gran velada de box en Paraná

El sábado, en Ciclista, se disputaron seis peleas amateurs en la previa de la exhibición entre el reconocido boxeador y Cloroformo López.

Ante un gran marco de público en el Club Ciclista, Ulises Cloroformo López ingresó junto a su histórico entrenador, Roque Romero Gastaldo, bajo una lluvia de aplausos de los presentes, muchos alumnos suyos de su gimnasio.

Después apareció Sergio Maravilla Martínez, también sumamente aplaudido ante las luces de los flashes de los medios presentes.

Ya arriba del ring, cada uno se fue a su esquina y se dio inicio al combate. El mismo fue una exhibición con todas las letras. Casi como si estuviesen jugando, ambos pugilistas se repartían golpes entre risas que también se contagiaban entre los espectadores.

Cuando finalizó el combate, la Secretaría de Deportes de Entre Ríos, a cargo de José Gómez, le obsequió una plaqueta conmemorativa al ex campeón superwelter del Consejo Mundial de Boxeo, Maravilla Martínez por su visita a la ciudad de Paraná.

La antesala del show
La velada del sábado comenzó con una exhibición a un round entre Francisco Kessler y Matías Ormachea.

Posteriormente comenzaron las peleas amateurs: La primera fue victoria por puntos con decisión no unánime de Gonzalo Garay sobre Emanuel Godoy en la que fue la pelea de la noche debido a un gran nivel de boxeo entre los dos contrincantes. La noche arrancaba con la vara alta.

Luego, se presentó Santiago Aguirre, entrenado por Ulises López, ante César Jaime, representante del Atlético Neuquen Club. Fue victoria de Aguirre por decisión unánime en un combate que dominó durante los tres asaltos y dejó a su contrincante con los dos ojos hinchados debido a los golpes.

A continuación, Nicolas Pagliaruza ganó por decisión unánime ante Manuel Ian. Después, Ignacio Beber salió victorioso por abandono al inicio del segundo round de su rival Federico Brítez.

En la pelea de Semifondo, la tricampeona regional Milagros Segovia venció por puntos con decisión unánime a la rosarina Celeste Blanco.

Se redondeó una gran velada de box que más allá del enfrentamiento “amistoso” entre dos grandes boxeadores, sirvió para que este deporte siga creciendo en la ciudad y para que los jóvenes boxeadores amateurs se sigan fogueando para mejorar su nivel.

Por Nicolás Pross.

Leer nota completa

Dejanos tus comentarios!

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba